EL MAR UNA HISTORIA DE VARIOS AMORES

El Mar: La playa sola, el amanecer solos, la noche fue de los dos …

“Hola que tal como estas , déjate llevar no te arrepentirás…
te voy a llevar a un lugar… ven escápate conmigo… vamos a beber hehehe hasta el
amanecer…”   Me deje llevar y así decía la canción que me cantabas,
 te creí 
al ritmo de la canción , se me fue olvidando todo.      Solo bailaba, seguía el  ritmo.  Inundaba
en licor mi pensamiento para así olvidar el vacío que dejó en mi lecho.     Miro
a Fran como baila en frente, en medio de la pista.   Con
ese cuerpo torneado  como ilumina el
color del sol su piel , me encanta su movimiento , me encanta su atención en mi
me hace sentir muy bien, me encanta su mirada me hace sentir ardiendo , me gusta
su figura me lleva a imaginar el sabor de su piel … ummm y cocina delicioso.

Las noches son lo más loco en Wild and West, cerca a mango
beach esto se llena todas las noches. Tú puedes llegar como a media noche y ver
el amanecer mientras bailas y tomas una cerveza Amstel lo más local o caipiriña
si es algo más fuerte.   Yo prefiero
siempre mojito o el cuba libre con limón y mucho hielo.   Fran odia el mojito, entonces ha sido la
noche de cuba libre, porque también quiero tener un corazón libre;  a ver que tanto me sirve el ron de detergente.

Puedo sentirme tan culpable por disfrutar tanto sentirle
cerca a mi espalda. Con pasitos suaves se va acercando más y mas, ya es tanto
el calor por el baile y la brisa no alcanza para refrescar.  Siento la tibieza  que irradia su cuerpo cuando esta como a 20 cm
de distancia de la curvatura mayor de mi espalda.  El movimiento lento del hip hop y su meneo te permiten
estar más cerca, cuando te mueves flexionas las rodillas y sigues el ritmo de
lado a lado, dibujando con mis caderas un 8. 
Contraer el abdomen para mover al ritmo del remix y sentir la brisa
refrescar mi piel , en un instante ya somos dos tan juntos como uno
bailando.   Me tiembla todo el cuerpo cuando
sus labios en mis oídos  tararean el reggaetón
que suena… “hoy estoy soltero y hago lo que quiero no me puden amarrar solo
quiero disfrutar… pero ella llego ella me confundió… ella camina y ella a mi me
pone mal muy mal cuando la tengo cerca siento que es algo especial.  Y ven consiénteme… y yo seré, seré su galán
perfecto… aprovechemos el momento… y yo seré, seré su galán perfecto…”

Ver el amanecer , como nace el sol desde el oriente  , poco a poco , se descubren sus rayos.  Los cuales se van reflejando en el mar , todo
se va haciendo más silencioso, todo se va quedando en calma.   Pero mi cabeza continúa con el ritmo de las
canciones, además de las vueltas que me da el mundo alrededor de mis oídos.  Doy tumbos a medida que camino y  él me va sosteniendo.  Capturando mi cuerpo antes de irme al suelo
como si buscara capturar una pelota de beisbol.

No quería llegar a  el
hotel, era igual que regresar a mi realidad de soledad diaria y de espera.  Sin noticias suyas, sin nada que me diga que
aun me quiere, que aun me piensa.  Sin imágenes
que me refresquen su imagen, sin mensajes que me den la esperanza de quererlo y
amarlo de nuevo, es como si Barcelona hubiera desaparecido del mapa con él.   No, no quiero ir alla… ante esa angustia me
detengo en medio del camino.  Miro a la playa
y entre mi alcoholizado  pensamiento
decido quedarme en la playa y meterme al mar.  
Me escapo de su mano  y llego hasta
el punto que mis rodillas son abrazadas por la marea que empieza a descender
al  amanecer.  Todo está vacío , ya no hay nadie.    Pues todos
los que estaban, luego de salir el sol e igual de alcoholizados que yo , se van
a dormir a el hotel , el hostal, la posada o su casa si son isleños.

La playa sola, solo el mar. 
Mi conciencia estaba ahogada en alcohol. 
El deseo potencializado por el baile y la música.  Su cuerpo, la sensación de protección por
estar todo el tiempo él tan atento  de mí.   Mi cuerpo vacío desde hace tanto tiempo…  escuchar susurros de seducción después de
tanto silencio.   No tengo más escusas
que exponer ; solo lo acaricie desde sus carnosos labios , por su cuello , sus
pectorales contorneados y sus músculos marcados.  Permití el sabor de su boca y sus caricias
por todo mi cuerpo.  Nos consentimos hasta
que termino de despuntar el sol y se puso completo en el cielo.   Ha sido delicioso, pero el licor me gano la
batalla.

Hoy desperté con una mezcla de sensaciones en la piel,   No sé que me da más temor… que te enteres
o  saber que estoy engañando a alguien y
no es a Andrés.  Pues todo el tiempo fue una
mezcla en mi cabeza, puede ser que me estuviera engañando yo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s