BITACORA

Bitacora Final – Bandeja de Salida, enviar.

Hola saby, como estas?

No sabes cuánto te recuerdo, siento mucho no haberte dado noticias mías, ni un saludo por estos días.   He visto tus comentarios  y si se que tienes muchas preguntas, quieres que te cuente muchas cosas desde  que  regrese.

Pero tendría que ir haciéndolo con imágenes al vuelo o a mano alzada por decirlo de alguna manera.  Son varios los meses que han pasado y he estado tan concentrada reorganizando mi vida y construyendo nuevas cosas, nuevos proyectos.   Ahora creo que por fin me establecí y todo lo que paso fue una lección de vida necesaria para aquietarme y en la tranquilidad encontrara la paz que te da el tener  un sentido.  Un sentimiento fuerte que llena de vitalidad tu existencia.

Con todo el trabajo que había realizado a distancia, logre terminar el post grado.  No fue fácil encontrar trabajo, pero al final hace como un mes estoy empleada laborando.   No es lo máximo, como, lo que tenía antes de irme al iniciar. Pero sé que todo me permite caminar igual que  he caminado profesionalmente en ascenso por mi vida.

Que te diga detalles… hare lo posible.  Pues ha pasado un buen tiempo y en el  muchas cosas o tal vez no tantas pero si importantes.    Primero como tú ya lo sabes, sentí que perdía mi vida y que había perdido mi tiempo, estando junto a él.   La decisión de no regresar, la tome llena de ira y ofendida.  No te lo puedo negar.  

Luego de que estuvo con ella e incluso tú, me contabas en que andaba. Cuando regreso ya sabes todo lo que vivimos maravilloso  esos 4 días que estuvo en bogota hasta que volvió a Santiago.  Fui al aeropuerto si, solo a despedirlo, pero  ya en ese momento me tentaba la idea de regresar como me lo estaba proponiendo.

Amiga, tú sabes cuánto ame yo a este hombre a pesar de todo lo que paso y cuan feliz hacia mi existencia.  Seguí mi rutina nos seguimos contactando, seguimos hablando y comentando nuestras cosas.    

Ya sabes que inevitablemente tenía que regresar para la sustentación final de mi trabajo de grado, ya que ese no me lo admitieron por Skype.    Así que estaba nuevamente en un vuelo Bogotá – Santiago.  Ya sin mis cosas, solo venia a la sustentación y regresaría pues  en la empresa me estaban guardando mi trabajo y mi familia me esperaba como lo habíamos acordado.

Como  me lo escribiste, me deje convencer.  Me quede unos días más. Ya que juntos teníamos desde tiempo atrás un  viaje a Bariloche y a la región de los lagos pendiente y esa era una muy buena época para  ir.

Pero como no me iba convencer y hacer  ceder cuando se encargo que fuera tal cual  un sueño.  Bueno tú ya viste las fotos del viaje juntos a Bariloche.  Fue maravilloso, absolutamente hermoso.   Estar en los lagos viendo el paisaje, las flores, el volcán al fondo y nosotros dos abrazados contemplando tanta belleza como si solo importara nuestros sentimientos, nuestra existencia junta.

Después de todo lo que había hablado del sitio, por fin es ese tiempo conocí El Refugio.  El restaurante  era como yo lo imaginaba.   Con la sillas cerca a la ventana, a la luz de las velas y la chimenea con su fuego encendido y el sonido de la madera ardiendo, calentando el ambiente.

Desde la ventana se ve el cielo que estaba absolutamente claro y puedes divisar algunas estrellas si te acercas más a la ventana.   Es un sitio para fondue de el tipo que quieras, es como si tu realizaras tu propio pic – nic pero con buena ayuda.

No dejo ni por un minuto pequeño de ser suave, especial y lleno de detalles pequeños conmigo.  Sabe perfectamente como cambiar mi defensiva actitud y romper mi pared de indiferencia para llegar hasta lo más profundo de mis sentimientos.   Cada  momento me dejaba llevar más, me iba soltando y me iba conquistando más.

Cuando terminamos la comida y en medio de un misiones de rengo sello dorado, me miro a los ojos, me tomo la cara entre sus dos manos y me acerco a sus labios.  Fue uno de los besos mas maravillosos que me ha dado, sentía que tenía el alma entera, tanto la suya como la mía en ese beso.  Como si nuestra energía vital se intercambiara solo con ese momento , y la luz del cosmos por completo nos llenara de poder a los dos. Irradiando de luz el ambiente y todo fuera iluminado por nosotros dos como fuente de poder y de luz.    Todo el hongo de energía se expandiera por la región de los lagos, por sur americe entera por  América entera y por el continente completo.   Haciendo nuestro poder juntos, muy grande.   Siendo los dos una fortaleza, siendo los dos en conjunto la fuerza más grande que existía en ese momento en el universo.   Como si supiéramos que podíamos ganar todas las batallas.

Luego me mira a los ojos, me sostiene las manos entre las suyas, me acerca a su cuerpo lo más, hasta quedar casi nariz con nariz.  Me dice:-” ¿Cuánto me amas?”-.   En ese momento te lo confieso me  pareció que no tenia respuesta, para mí era simple pensar que el ya sabía cuánto lo adoraba.

Por eso solo respondí diciéndole que no podría decirle cuanto, porque no le puedo dar valor a la mitad de mi vida que eres  tú,  a como siento que llenas mi alma cuando miro tus ojos, a lo completa y  feliz que me siento   contra tu pecho y   entre tus brazos. Estar contigo  es como estar junto en el mar y sin lo cual aunque pueda no quiero vivir.  Te amo tanto y con  toda la energía que le da fuerza a mi existencia.

 Me abraza fuerte y me dice:-“Quédate conmigo, quiero ser tu vida y  mi vida la tuya. Quiero ser quien  iluminara tu camino y será tu abrigo, quiero construir un hogar contigo, tu copa nunca estará vacía porque yo seré tu vino y  con este anillo te pido que te quedes a mi lado, encontrar en ti refugio y cuidado como mi hogar”.-

Y los demás detalles pues ya los viste en las fotos, que hay publicadas.  Todo lo arreglamos para que fuera junto al mar.  Vamos a quedarnos por un tiempo, viviendo acá, es tranquilo le sirve a él para sus negocios, a mi me encanta porque veo el océano todas las mañanas y lo escucho golpear contra la playa en las tarde.  Adicionalmente que puedo estar cerca y cuidando de él.  Todo va bien.  Igual problemas siempre hay, hay muchas cosas que he tenido que aceptar y negociar pero te lo juro , siento que no importa porque al final de todo estamos juntos y esa sensación de estar bien juntos y completos los dos , vale la pena todo.

Bueno mi amiga espero que esto te deje más tranquila con tus preguntas. Te dejo un abrazo y un saludo, ya sabes que por nuestra casa eres bienvenida cuando vengas por acá.

Chao.  MARCELA.

Anuncios