BITACORA

Bitacora 16 – COMO QUIERES TAN LEJOS YA DE MI

 

Esa noche  me quedo en la mente como una sombra que vez al fondo de tu vista todo el tiempo. Cuando esta el silencio, queda la sensación de que tu aparezcas por mí y tu voz diciéndome todo lo que sientes susurres a mis oídos.  Que estas ahí y aunque no digas nada aun piensas en mi.

Te acercas solo para preguntarme como he estado y  me dejas saber que estas ahí para escucharme, para ser mi amigo; en lo que pueda necesitar.   Puedo recibir tu amistad como una limosna, cuando estas frente a un lujoso mercedez o jaguar, con hambre en una calle y esta quien lo tiene todo como tú. Otro desde el lado interior del vidrio mirando con lastima aquel que tiene ojos de anhelo en el lado de la calle.

Puedo decirme en silencio a mi propio ser que es mejor saber de ti y tenerte, cerca que nada.

Ha pasado el tiempo y aun salgo contigo a tomar Mote con huesillo  y  puedo darte consejos.   Ella no se merece que le puedas hacer daño, fui yo quien decidió desaparecer.   Y luego simplemente llegar de sorpresa pensando que estabas esperando por mí.      Todo este tiempo me he mantenido cercana te he dado toda la información que tu tranquilidad requiere de mi,  para que me percibas cercana, para que sientas que estoy ahí.

Cada fin de semana desde el local te veo pasar por el parque Arauco con ella, en tu MercedezBenz convertible  modelo 2009 azul.   Se ven bien juntos y simplemente saludas desde lejos con desdén.  Porque soy tú amiga, tu confidente, la persona como dices: con quien sabes que puedes contar.

Te sientas ahí en las sillas de uno de los cafés en el boulevard cerca a la fuente de agua.   Hoy  solo me quedo viéndote desde mi mesa mientras mis amigos me hablan de la infinidad de situaciones con las cuales necesitan consejo en su vida y toda la historia urbana del trabajo día tras día.   Hace tiempo que no les hablo de ti, ya he tenido suficientes discursos sobre la estupidez, el enamoramiento absurdo, la dignidad y todo lo demás  que fuera necesario.  Que los amigos crean decirte para que entres en razón.   Mi amiga Ximena me toma la cara por la barbilla y suavemente me trae la cara hacia el frente de ella y mirándome a los ojos me dice:  “Ya nena , ya , te lo tienes que sacar de la cabeza. No vez que fue suficiente,  debes ver lo lejos que esta de ti ahora  y  como cada vez esta mas con ella.  Cáchala  no va a tener nada contigo si se ve tan bien con ella, para el solo eres muy linda y si te dejas serás el segundo plato en su mesa.  Ya nena mírame y reacciona a lo que te digo, ponlo fuera de tu cabeza y de lo que voz sentís”.

Cuando ella se distrae, vuelvo la mirada.   Que ternura tan deseada, la tomas  con una mano de la manera más delicada se ve.  Por el rostro y la acaricias mientras la observas fijamente,  recorres su rostro de manera muy delicada con tus dedos, tomas su mano de dedos largos y blanca entre la tuya y le besas el dorso.  Le susurras al oído, tal vez está escuchando que la amas.  Puedo adivinar a la distancia por tu postura como se pierden tus ojos en su rostro y miras su cuerpo hasta el pecho paseando tus deseos sobre ella por medio de tus ojos.   La acercas a tus hombros la abrasas y la besas suavemente en la cara.  Como podrías vivir la vida sin ella, como la deseas cerca con la pasión que la abrazas  contra tu cuerpo. 

Nuevamente llaman mi atención, mis compañeros de mesa.  Debo por respeto de grupo intentar respetarme a mí y no verme como un perro velando la otra mesa. Según ellos.  En relación a esto me toman en posición de regresar mi atención a mi otro frente.  Pierdo contacto con lo anterior que estaba viendo y solo me queda el centro de la mesa el resto del boulevar que no me importa y es como un cuadro vacio y el ruido.   

Solo siento una palma de una mano sobre mis hombros y tu voz que es lo único que escuche en medio del bullicio del boulevar. “hola , cielo como estas.”   Giro mi cabeza y allí estabas tu con ella a tu otra mano.   Mucho gusto soy sola la chica de quien te han hablado, quien tanto quieren por ser tan linda, quien es muy buena persona y una excelente amiga.  Muchas gracias como me quieres.     Me lleno de ira.  Era tolerable hasta con distancia.

“No cierto, cielo que nos conocimos hace mucho en un avión en Colombia.  Ahora somos amigos y por eso, te quiero mucho.”

No sé cómo diablos puedes decirle a todo el mundo cielo y no se cómo te atreves a decirme , delante de ella tanta idiotez , cuando no eres idiota y sabes porque estoy aquí.   No me quieras seria mi mejor respuesta, Como diablos quieres que te quiera con las idioteces que me hieren y sabes decir. 

Anuncios